13/10/08

En los últimos años, la vacuna contra la gripe para los niños ha sido mayormente ineficaz

Un estudio halla que no mantuvo a los niños alejados de los hospitales ni de los consultorios médicos

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

(FUENTES: Robert Belshe, M.D., professor, medicine and pediatrics, and director, Center for Vaccine Development, Saint Louis University Medical Center, St. Louis, Mo.; William Schaffner, M.D., department chairman, division of infectious disease, professor of preventive medicine, Vanderbilt University, Nashville, Tenn; October 2008, Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine; Oct. 6, 2008, Associated Press)

LUNES, 6 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- En las últimas dos temporadas, vacunar a los niños de cinco años o menos no redujo el número de hospitalizaciones infantiles o las consultas médicas asociadas con la influenza, de acuerdo con los resultados de un nuevo estudio.

En vista de la poca coincidencia entre la vacuna de la gripe y las cepas circulantes de los dos últimos años, "este hallazgo no sorprende", señaló el Dr. Robert Belshe, profesor de medicina y pediatría y director del Centro para el desarrollo de vacunas del Centro médico de la Universidad de Saint Louis.

"Sabemos que la vacuna inactivada (la vacuna contra la gripe) no es tan efectiva en los niños, sobre todo cuando el virus ha evolucionado y se ha alejado del tipo contenido en la vacuna", dijo.

Por el contrario, la vacuna atenuada de virus vivo que se administra mediante aerosol nasal es mucho más efectiva, sostuvo Belshe. "Un estudio reciente mostró que es 50 por ciento más efectiva en la protección contra la gripe, aunque para los virus que no coincidan", destacó.

Otro estudio, esta vez en la edición de octubre de la revista Pediatrics, halló que las muertes causadas por una infección de estafilococos relacionada con la gripe están aumentando entre los niños de EE. UU., así que la vacuna de la gripe aún es importante.

En junio de 2006, los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomendaron por primera vez que todos los niños a partir de los seis meses debían recibir la vacuna anual contra la gripe.

El nuevo informe aparece en la edición de octubre de Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

En el estudio, un equipo dirigido por el Dr. Peter G. Szilagyi, de la Facultad de medicina y odontología de la Universidad de Rochester y del Hospital memorial Strong en Rochester, Nueva York, evaluó a 414 niños de cinco años o menos que contrajeron la gripe en las temporadas 2003-2004 o 2004-2005.

Entre estos niños, 245 fueron atendidos en los hospitales o salas de emergencias y 169 en el consultorio del médico o la clínica. Los investigadores compararon el estatus de la vacuna de estos niños con más de 5,000 de la misma área que no contrajeron la gripe.

El grupo de Szilagyi encontró que los niños que contrajeron la gripe eran menos propensos a haberse vacunado en comparación con los que no enfermaron.

Sin embargo, tras ajustar los factores de riesgo de la gripe, tales como área de residencia del niño, sexo, estado del seguro, condiciones de salud crónicas o el momento de la vacunación, la eficacia de la vacuna ya no podía mostrarse. La eficacia de la vacuna oscilaba entre siete y 52 por ciento para los niños de seis a 59 meses de edad que habían sido vacunados por completo, hallaron los investigadores.

La coincidencia menos que perfecta entre la cepa de la gripe de la vacuna durante las dos temporadas de gripe estudiadas y las cepas en circulación pudo haber contribuido sustancialmente a la ineficacia de la vacuna, especuló el equipo de Szilagyi.

De 2003 a 2004, el 99 por ciento de la cepa en circulación era la influenza A, pero apenas el once por ciento de la cepa de la influenza A en los Estados Unidos era similar a las cepas incluidas en la vacuna.

"La temporada de 2004 a 2005 fue menos severa y la vacuna coincidió mejor con las cepas en circulación en comparación con la temporada 2003-2004, pero aún así sólo el 36 por ciento de los aislados del virus eran antigénicamente similares a las cepas de la vacuna", apuntaron los autores.

De septiembre de 2007 a abril de 2008, los CDC reportaron un total de 72 muertes a causa de la gripe entre los niños y muchas hospitalizaciones más.

Belshe aseguró que para los niños mayores de dos años se debería usar la vacuna nasal contra la gripe en lugar de la inyección. "Se recomienda para los niños y adultos de 2 a 49 años que no tengan asma o respiración sibilante recurrente, lo que representa casi el 80 por ciento de los niños", dijo.

Para los niños pequeños, "lo mejor es seguir con la vacuna contra la gripe", añadió Belshe. "La vacuna contra la gripe debería seguir usándose. Es probable que modifique la gravedad de la enfermedad, aunque no protege por completo contra la enfermedad en sí misma, es bueno aplicarla", apuntó.

El Dr. William Schaffner, director del departamento de la división de enfermedades infecciosas y profesor de medicina preventiva de la Universidad de Vanderbilt destacó que para conseguir una protección total, los niños pequeños necesitan dos dosis de la vacuna, que muchos no reciben.

"Los adultos tienen más experiencia con la influenza y la vacuna contra la influenza", agregó Schaffner. "La probabilidad de que la vacuna refuerce el sistema inmunitario de una persona es más viable en los adultos que en los niños", dijo.

Schaffner apuntó que durante los últimos veinte años, la coincidencia entre el virus de la vacuna y el circulante ha sido generalmente buena.

"Cerca de cuatro quintas de las veces, los expertos han acertado, incluyendo el material apropiado en la vacuna. Debido a que la gripe es inconstante, a veces va por delante de los que estamos encargados de elegir el contenido de la vacuna", apuntó Schaffner.

En cuanto a la próxima temporada de gripe, los CDC anunciaron en septiembre que se sentían "optimistas" de que la vacuna creada esta vez coincidía bastante con los virus en circulación.

"No es una vacuna excelente, pero es buena. La mejor herramienta que tenemos es la vacuna contra la influenza, hay que aceptar que de vez en cuando la aplicación de la vacuna no garantiza una protección completa", dijo.

Y cualquier protección podría ser vital, de acuerdo con el estudio de Pediatrics. En ese trabajo, los investigadores de los CDC analizaron los datos de las muertes por gripe pediátrica de las temporadas 2004-2005 y 2006-2007.

Encontraron que el número de niños fallecidos a causa de la gripe en las últimas tres temporadas pasó de 47 y 46 en los dos primeros años a 73 en la temporada 2006-2007. Muchas de las muertes fueron atribuidas a infecciones por estafilococos difíciles de tratar. Más de la mitad de los niños fallecidos tenían entre 5 y 17 años y anteriormente su estado de salud era bueno, apuntó el equipo.

El riesgo general para un niño individual es aún muy bajo, "pero es un mensaje importante decir que aún los niños sanos desarrollan complicaciones y mueren antes de que se pueda hacer algo por ellos", declaró a Associated Press el Dr. Gregory Poland, un especialista en vacuna de la Clínica Mayo.

Schaffner enfatizó que la vacunación todavía es importante, pero estuvo de acuerdo con Belshe en que la vacuna nasal en aerosol es mejor para los niños.

"La vacuna nasal en aerosol ofrece mayor protección contra las variantes de virus de la influenza que la vacuna inyectable", destacó Schaffner. "A muchos de nosotros nos gustaría ver que cada vez se vacunan más niños y que se utiliza más la vacuna nasal en aerosol. Cualquier vacuna es mejor que ninguna. La vacuna nasal en aerosol debería usarse con más frecuencia".

http://healthfinder.gov/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Tenemos una gran gran sorpresa para ti para adegazar!!!

  Solo en Estados Unidos, y por tiempo limitado, tenemos un regalo para ti que te va a encantar!!! Quieres adelgazar o bajar de pes...